Después de unas merecidas vacaciones, volvemos para hablar de las traviesas de tren.


  • ¿Qué son?

Las traviesas de tren son piezas de madera antes utilizadas en la construcción de las vías del tren, donde eran el elemento transversal al eje de la vía. Éstas servían para mantener unidos los componentes y además marcar una distáncia fija entre los dos carriles y así evitar descarrilamientos.

Al sustituir las traviesas de madera de las vías por otras en hormigón, se inició su comercialización para otros usos.

  • Tipos

Existen varios tipos de traviesas en el mercado.

Traviesas recuperadas: Totalmente recuperadas de la vía. Normalmente en madera de roble o haya con un tratamiento a base de creosota.

Hay que tener en cuenta que éste tipo de durmientes creosotadas están prohibidas por ley en interiores, en lugares públicos y donde puedan estar en contacto con personas. Quedando, exclusivamente, su uso permitido en exteriores.

Medidas estándar: 260 x 25 x 15 cm

Traviesas ecológicas: A consecuencia de la prohibición de las traviesas recuperadas aparecen las ecológicas, que imitan a las originales. Fabricadas en madera de pino con un tratamiento en autoclave, el cual no es nocivo para la salud y teñidas en color marrón para darles más autenticidad.

Medidas estándar: 240-250 x 22 x 12 cm

Traviesas tropicales naturales: Éste tipo de traviesa es totalmente natural, sin tratamientos químicos. Son fabricadas en secciones similares a las originales, en espécies tropicales como la Mandioqueira, Angelim Vermello, Cupiuba… obteniendo una durabilidad de porvida, ya que son maderas imputrescibles.

Medidas estándar: 240 x 21 x 10 cm

  • Usos

Básicamente se usan en jardineria, para la construcción de vallas, borduras, escalones, jardineras, muros de contención, etc. También en la construcción de cabañas y casetas.

Agradecimientos a GRUP CORVI por las imágenes.

Anuncios