Éste tipo de valla es muy útil como separación en espacios exteriores.

En esta ocasión, teniamos un patio exterior anexo a otros dos patios, separados por verjas metálicas y se quiso preservar un poco  la intimidad de los propietarios.

Para empezar, se anclaron los pilares de 9×9 cm, donde posteriormente se atornillaron las tarimas horizontales.

En este caso se utilizaron cabirones de flandes tratado en autoclave de 9×9 cm, de unos 230 cm de largo, enterrando 50 cm bajo tierra con hormigón.

También existe la posibilidad de anclar estos pilares a un terreno firme, mediante unos pies metálicos atornillados al suelo.

La medida óptima y aconsejable entre pilares debería estar entre 150 y 200 cm máximo de separación entre ellos.

Posteriormente, se dió una capa de protección a la madera con un barniz para exteriores de un tono marrón pardo.

Para la tarima horizontal se escogió madera tropical de Ipé de 14 cm de ancho y 2 cm de grosor, con los cantos romos (redondeados).

La madera de Ipé es muy dura y resistente en exteriores, y además requiere un mantenimiento mínimo.

Se tomó la medida exacta de pilar a pilar (de centro a centro), y ésta fué la medida a la que se cortaron las tarimas horizontales del primer tramo de valla.

Previamente se perforaron los extremos de cada tarima, donde habia que collar los tornillos.  Debido a la dureza propia de la madera no sería posible atornillarla directamente.

Una vez perforadas todas las piezas se atornillaron las tarimas del primer tramo, empezando por la inferior.

Es aconsejable dejar una separación entre lamas de 5 mm para posibles dilataciones de la madera. Para ello se utilizó un tornillo como tope.

Después de repetir esta acción en cada tramo obtuvimos éste resultado:

Seguidamente se inició el mismo proceso para el otro lado de la valla.

Por último solo falta darle una mano de aceite de teka a toda la tarima.

Pero esto no es todo, próximamente publicaremos el artículo sobre el final de la obra, donde se realizará una pequeña cubierta y una zona chill-out con bancada de madera y cojines.

¿Qué os parece?

Si está pensando en realizar un proyecto similar y tiene dudas, consultenos; escriba un comentario y le responderemos.